Cabeza de Turco. Günter Wallraf

abril 19, 2008 at 3:22 pm Deja un comentario

Si emigrar ya es una pesadilla, peor es realizar trabajos de riesgo que pueden ocasionar enfermedades o cualquier otro daño físico y aún más, ser despreciado y discriminado solo por la condición social. No es fácil abandonar nuestra propia identidad cuando supone numerosos riesgos. Durante dos años, Günter Wallraff renuncia a su identidad para convertirse en un inmigrante turco dispuesto a realizar un trabajo periodístico sacrificado y de paso, comprobar el despotismo, la falta de conciencia humana y la discriminación racial y económica de la burguesía de la Alemania occidental.

Es allí, en Alemania, donde Wallraf se convierte en un inmigrante turco ilegal, Alí. Con este personaje vive en primera persona las penosas condiciones laborales que los inmigrantes turcos debían soportar para sobrevivir. Trabajos de limpieza, sin ninguna protección, en centrales nucleares, en una industria farmacéutica como roedor humanos, como peón de construcción sin papeles… labores que lo van introduciendo en un ambiente cargado de desprecio y xenofobia contra los turcos. En esta obra el autor pone en peligro a los fuertes y defiende a los débiles. Saca a la luz muchos de los trapos sucios de aquéllos que no sólo discriminan a las razas, si no también a los desfavorecidos.

Durante el periodo que el autor hace de Alí, se ve sometido al desprecio de la sociedad Alemana y la dura pena de tener que sobrevivir en un sótano, en un cuarto maloliente de una granja, donde según la propietaria, tenerlo bajo techo ya es un acto de humildad, debido a la intolerancia de la sociedad, que sus propios temores y despotismo crearon.

La vida de Günter Walrraf está llena de trabajos como este, de teatros y personajes que el mismo formaba para intentar meterse de lleno en diferentes ambientes de la sociedad. Desde loco en un psiquiátrico hasta alemán rico pro-nazi. Estos fueron muchos de los papeles que lo llevaron a estar tres meses en la cárcel y a vivir amenazado y con protección policial. La fortuna que ganó con todas sus publicaciones la dedicó, por un lado a financiarse todos sus procesos judiciales y por otro, formó varias asociaciones – como el Fondo de Solidaridad con los extranjeros –  para la defensa de los derechos de los extranjeros, después de haber vivido todas las penurias por las que pasaban.

Loli Willisch Elorduy 2º C Reseña Abril

Anuncios

Entry filed under: General.

El Niño de los Montes Música de cañerías. Charles Bukowski.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


abril 2008
L M X J V S D
« Mar   May »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Arquivo


A %d blogueros les gusta esto: