Archive for marzo 3, 2008

Diario de un skin.Un topo en el movimiento neonazi español

chao1.jpgNo ano 2002 Antonio Salas propúxose realizar un traballo de investigación sen precedentes, infiltrarse nun grupo neonazi español o longo dun ano. Malia as obxección dos  seu compañeiros de profesión levou a cabo un proceso de mimese co mundo nazi, dende o vestiario, musica, argot, etc. Pódese dicir que no período que compartir cos movementos fascistas se converteu nun neonazi.           

Nunha investigación xornalística deste carácter son moitos os conflictos éticos que poden xurdir.  En palabras do propio autor, o seu traballo non ía orientado a cuestionar a lexitimidade destes grupos, senón describir e amosar toda a rede dos movementos neofascistas, que acada clubs deportivos e outras entidades.chao2.jpg Despois de resaltar os valores de unión e amizade destes grupos, mesmo despois de gabalos a ese respecto, ¿non xorde un conflicto moral ó pensar no engano ó que se lles someteu converténdose nun “camarada”? ¿é licito chegar a manter relacións sexuais aínda que sexa só un vez cunha skingirl por protexer a investigación? O risco de ser descuberto é moi alto o que conleva  medir moito os actos, mais ¿é xustificación suficiente para non intervir de ningún xeito para evitar unha agresión?         

    A sensación de poder, de dominio que produce formar parte dun grupo así crea unha forte crise chao3.jpgde personalidade e iso e un perigo engadido. O xornalista pode chegar a sentirse demasiado vinculado os suxeitos da investigación e iso influílo no desenvolvemento da súa profesión e condicionalo na súa vida futura. En definitiva, o profesional que decide realizar investigacións deste tipo debe fixarse de antemán uns limites éticos e de implicación para evitar conflictos posteriores. A importantísima labor informativa que realizan con estes traballos non se pode empregar para xustificar calquera acción.

 Alba Chao Vázquez(mes de decembro)

Anuncios

marzo 3, 2008 at 10:30 pm

Diario de un Skin, Antonio Salas

Este libro relata el duro año que el autor, Antonio Salas, vivió como infiltrado en el movimiento neonazi español.

 

Su nombre ni siquiera es real, adoptó este pseudónimo debido al riesgo que esta extensa investigación conllevaba. Cambió su vida, desde entonces vive amenazado de muerte, para adentrarse en el mundo de los cabezas rapadas, de los ultra sur y de aquellos intolerantes que solucionan todos los problemas que creen tener mediante la violencia. Según el mismo Antonio Salas afirma “a todos ellos les mueve el odio, odio contra los negros, judíos, moros, prostitutas, homosexuales o travestís.”

 Salas consiguió establecer su primera conexión a través de Internet, haciéndose llamar Tigre88, de esta manera fue capaz de establecer conexión con las más altas personalidades de este movimiento y de ganarse la confianza de todos ellos. Llegó a sentir el miedo, sudores fríos y dolores de estómago, que se hicieron intensos cuando conoció La Bodega, uno de los centros de reunión nazis más importantes de Europa.
En su libro, Salas incluye también amplia información sobre el movimiento femenino de las “skingirls”, la sección menos conocida del movimiento pero no por ello la menos importante. El autor del libro relata su relación íntima con una de ellas “por causa de fuerza mayor”, ya que si no lo hacía podía levantar sospechas. 

Finalmente, Antonio Salas tuvo que abandonar su investigación después de que un policía le delatara y recibiera amenazas. Todo su trabajo ha sido reconocido y ha servido para que muchos puedan reflexionar sobre esta violencia racista que parecía no tener tanta importancia. Muchas de las personas que aparecen en el libro han sido juzgadas e investigadas, lo que indica que esta vez su esfuerzo ha servido de algo.

Loli Willisch Elorduy (reseña enero)

2º C

marzo 3, 2008 at 8:46 pm Deja un comentario

MALES DE CABEZA de Fran Alonso

LA  LOCURA  EN  EL  S.XXI

 

El  periodista  vigués,  Fran  Alonso  narra  en  Males  de  Cabeza,  usando  un  lenguaje  directo  y  rotundo,  diversas  historias  que  giran  entorno  a  la  locura  y  a  los diversos  problemas  que  afectan  a  las  sociedades  occidentales  del  nuevo  milenio.

 

Este  obra,  deja  un  pose  imborrable  en  la  memoria,  clava  sensaciones  y  sentimientos  en  lo  más  profundo  de  eso  que  llaman  alma  y  que  dicen  que  pesa  tan  solo  21  gramos.  Relatos  como  “Carapuchiña  e  o  pobo  feroz”  o  “O  fareiro”  y  personajes  como  la  señora  Lola,  Olga  o  Rick,  activan  la  conciencia,  hacen  tomar  partido  y  nos  obligan  a  reflexionar  sobre  temas  que  en  innumerables  ocasiones  desechamos, hacemos  a  un  lado  y  escondemos  en  el  cajón  de  los  desastre  al  lado  de  todas  las  cosas  que  nos  rodean  y  nos  atemorizan.

 

De  fácil  lectura  y  comprensión,  Males  de  Cabeza,  ofrece  un  amplísimo  recorrido  por  numerosas  temáticas,  estructuras,  tipos  de  focalización  y  modulación,  así  como  una  clase  maestra de  como  fusionar  los  géneros  periodísticos  con  el  discurso  literario.  Por  lo  que  se  constituye  en  una  obra   de  referencia  para  todo  aquel  que  quiera  disertar  sobre  lo  que  debe ser  y  ofrecer  la  narrativa  en  el  S. XXI.

 

Luís Antonio Ogando Des

marzo 3, 2008 at 3:21 pm Deja un comentario

“Los cínicos no sirven para este oficio”

“Para ejercer el periodismo, ante todo, hay que ser un buen hombre, o una buena mujer: buenos seres humanos. Las malas personas no pueden ser buenos periodistas.” 

Quién mejor que Kapuscinski a la hora de hablar del buen periodismo…No se me ocurre un maestro mejor para las nuevas        generaciones de periodistas, para dar a conocer la realidad de la profesión.

Un hombre con un estilo basado en la vivencia como uno más en los lugares más recónditos del planeta, del país que desea que todos nosotros conozcamos. En convivir con su población, conocer su cultura y costumbres en persona, en sufrir las clemencias  que estos padecen…

Como bien sabemos cada uno de los aspirantes a periodistas, esta no es una profesión que haga rico a nadie, es decir, a casi ningún periodista. Sin embargo, los grandes hombres de negocios que dirigen las empresas informativas si consiguen enriquecerse. Detrás de cada publicación hay muchos intereses políticos y económicos.

Los periodistas deben trabajar duramente, sacrificarse y esforzarse. El buen periodista no se puede dormir en los laureles porque constantemente suceden cosas que tienen que ser contadas y siempre hay alguien dispuesto a superarle.

 

Qué razón tiene este hombre. Sus palabras son sabias. Quien es periodista por dinero, no lo es de vocación…no siente lo que hace, no se pone en el lugar de los demás y ante todo, el periodista debe hacer eso.

Ana María Patiño Salgueiro          kapuscinski2.jpg

marzo 3, 2008 at 1:12 pm Deja un comentario

Un hombre hecho de prosa

web_jose_marti.jpg

Crónicas. José Martí

José Martí fue muchas cosas a la vez: poeta, político, cronista excelente y mártir de la Independencia Cubana. Hijo de españoles, vivió en carne propia las consecuencias de su militancia política al ser condenado a seis años de trabajos forzados en una cantera. Tenía entonces diecisiete años, la misma edad a la que empieza a escribir sus primeros artículos políticos.                  

 Abundan en su obra la poesía y la crónica, un género que gozaba de gran popularidad en los últimos años del siglo XIX y que Martí desarrolló con destreza. Su prosa, apasionada y densa, deja al descubierto a un hombre exhaustivo en los detalles, de una formación cultural apabullante y que se vale del periodismo para mostrar a los lectores el lado poético de la vida. Su obra como cronista aparece recogida en ediciones de mayor o menor envergadura, pero en este caso lo que menos importa es el título del libro –al fin y al cabo su autor la creó y publicó por separado. Quizás los artículos más hermosos de Martí son los que envía desde Nueva York para diferentes periódicos latinoamericanos, entre ellos La Opinión Nacional (Caracas), La Nación (Buenos Aires) o La Pluma (Bogotá). José Martí, cuya admiración por el entonces ya poderoso vecino del Norte no le impide señalar sin tapujos sus defectos, alcanza al cenit de su producción prosística al narrar la vida de luces y sombras del bandido Jesse James o al cubrir, desde puntos de vista a veces opuestos, la condena a muerte y posterior ejecución de varios anarquistas en Chicago en 1888. Al contrario que otros periodistas de su época, Martí no cae tan fácilmente en la tentación del retrato de tipos, aunque cuando lo hace el resultado es brillante, como se puede apreciar en la crónica Funeral chino. Pero si hay un título capaz de condensar el genio narrativo de este escritor cubano, ese es sin duda  Nueva York bajo la nieve, que muestra la parálisis a la que se ve sometida la ciudad estadounidense tras una intensa nevada.          

          Hay, sin embargo, un José Martí preocupado, y mucho, por su Cuba natal. Es el José Martí autor del Manifiesto de Montecristi, el fundador del Partido Revolucionario Cubano, el que muere en batalla en 1895, poco después de iniciarse la guerra definitiva contra un imperio español ya agonizante. Vendría después el mito del libertador – Martí en los sellos, en los murales, en los discursos interminables de Fidel Castro-, aunque la leyenda no ha sido todo lo justa que debería con el héroe y hoy es un nombre que cae poco a poco en el olvido.  Diana Mandiá.

marzo 3, 2008 at 9:32 am Deja un comentario


marzo 2008
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Arquivo