A Sangre Fría. Truman Capote

febrero 18, 2008 at 1:44 pm Deja un comentario

A sangre fría, fue bautizada por el mismo Capote como una «non fiction novel». Esta narración es la creación de un nuevo género literario: la novela real. Es decir, que está escrita como si fuera novela, pero en lugar de sacar los personajes y las situaciones de su imaginación, los había tomado de la vida real. Es por ello un claro ejemplo de relación entre novela y periodismo, situándose a caballo entre el reportaje y la narración.

Este clásico de la literatura, se centra en el escalofriante asesinato en 1959 de la familia Clutter en un pequeño pueblo de Kansas.

Se trata de un hecho que conmocionó a todo Estados Unidos, cuando, sin existir móvil aparente, los cuatro miembros de una adinerada familia de granjeros de Kansas (Hurbert, Bonnie, Nancy y Kenyon Clutter), aparecieron muertos en su casa. Este caso centró la atención de medios de comunicación y policía de diferentes estados hasta su resolución y la consecuente captura de sus responsables, Dick Hickock y Perry Edward Smith, dos convictos bajo libertad condicional que creían que en la casa de los Clutter hallarían una caja fuerte con no menos de diez mil dólares, por informaciones conseguidas por medio de un compañero de cárcel, convertido a su vez, en la única persona que pudo señalar a los culpables. Sin embargo, no sabían que el señor Clutter jamás disponía de efectivo sino que funcionaba mediante cheques. Es este otro detalle que le da más frialdad al crimen: cuatro muertos por cincuenta dólares. Ya que esa pobre suma de dinero fue todo lo que consiguieron los criminales.

La obra nos acerca en un principio a las víctimas y al pueblo en general, situando la acción el día anterior al trágico suceso. Posteriormente, Capote relata de forma paralela, las reacciones de la gente, de la opinión pública, y la vida de los asesinos. Cómo van realizando los preparativos para ir a Holcomb en busca de una caja fuerte, que ni siquiera habían comprobado que existía; su vida íntima; cómo habían escondido pruebas; su huída, y hasta la confesión de la masacre sin piedad ni remordimiento alguno.

Los presos son condenados a la pena capital (entonces en Kansas era la horca) y transcurridos varios años con las consiguientes apelaciones por parte de los presos, alegando que no tuvieron un juicio justo, que los testigos que eran del pueblo e incluso el juez habían sido amigos o habían conocido a la familia, fueron ejecutados.

Todo esto provocó en Capote un dilema moral, ya que se llegó a involucrar tanto en el caso que se convirtió en amigo de los asesinos, que llegó a “entender” que con la vida que habían llevado era “lógico” que actuasen de forma semejante e incluso que gente así no merecía morir a causa de su delito.

Se centró hasta tal punto en el tema de la novela que llegó a decir: “Escribir el libro no me resultó tan difícil como tener que vivir con él”.

Míriam Caterina Rey Matos

 

Anuncios

Entry filed under: Reseña.

Relato de un Náufrago: Gabriel García Márquez COSMOFOBIA, de Lucía Etxebarria.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


febrero 2008
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
2526272829  

Arquivo


A %d blogueros les gusta esto: