Archive for enero 20, 2008

El periodismo es un cuento

           

manuel-rivas-2.jpg

            El periodismo es un cuento no sólo es una recopilación de parte de la obra periodística de Manuel Rivas, sino que es un relato que se divide en diferentes capítulos. En el libro no se puede apreciar el límite de fronteras entre la eterna controversia de qué es periodismo y qué literatura. Todo se une y, a partir de un estilo literario, surgen artículos periodísticos.

 

            Una forma totalmente libre de escribir reportajes y una visión espectacular a la hora de narrar acontecimientos, de hacer descripciones y de analizar a personajes, hacen que el lector se sumerja en la historia de tal manera que no pueda parar de leer hasta el final. Un poco monótono para realizar una lectura seguida de las trescientas y pico páginas, pero fascinante para consultar por separado cada uno de los capítulos.

 

            Manuel Rivas se acerca a las personas y profundiza en los detalles de lo ocurrido. Cuenta una historia a través de decenas de datos que recrean el lugar, la situación, los personajes,… de tal manera que el lector acabe situándose en el escenario de los hechos como si los viviera en primera persona. Un ejemplo de ello es el primer reportaje del libro: “La triste historia de Eva”. Pero Manuel Rivas tampoco duda en sumergirse bajo tierra en una mina asturiana, o subirse a un pesquero y adentrarse en alta mar para realizar reportajes tan impactantes como, por poner un caso, “Esclavos del Gran Sol”.

 

Sara Domínguez Triñanes

Anuncios

enero 20, 2008 at 1:05 pm Deja un comentario

Áfricas. Cosas que pasan no tan lejos

brovira.gif            Bru Rovira, reportero de guerra y periodista en el diario catalán La Vanguardia, reflexiona sobre las condiciones humanas en el continente africano a través de su libro Áfricas. Cosas que pasan no tan lejos. Con la ayuda de fuentes de primera mano, el autor explica lo ocurrido en los conflictos más actuales y violentos que sufrió África, así como las consecuencias que aún hoy arrastran los nativos del lugar. Concretamente se centra en Sur Sudán, Liberia, Somalia y, especialmente, en Ruanda.

 

            Una serie de investigaciones y vivencias del autor, así como también de personas a las que entrevistó y conoció a lo largo de sus viajes, hacen surgir esta crónica. A pesar de que Bru Rovira tiene una manera clara de redactar, algunos apartados son de difícil comprensión porque empieza con una historia, la contextualiza y sigue ya contando algo muy diferente a lo del principio, por lo que una persona que no esté muy al tanto de lo que hay detrás del continente africano, es posible que se pierda un poco en la lectura. Además, se deja entrever el debate moral y ético del reportero de guerra y “el cómo y cuándo actuar para escribir qué”.

 

            Bru Rovira deja a un lado la particular “censura” que tienen la mayoría de los medios de comunicación en este país para informar de según qué hechos. Por ejemplo, hace saber la historia de un niño que fue violado. Una historia que todos nos podemos imaginar que ocurre, pero que en el escaso minuto y medio que acostumbramos a ver en el telediario no nos dicen por considerarlo, quizás, inoportuno, aunque las imágenes de bombas, cadáveres y un largo etcétera son lo más habitual.

 

Sara Domínguez Triñanes

 

                                       

enero 20, 2008 at 1:02 pm Deja un comentario


enero 2008
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Arquivo