Ébano

diciembre 10, 2007 at 2:21 am

ÁfricaCafé oscuro con vetas negras. Parece ser que Kapuscinski eligió el color de los protagonistas para titular lo que sería un fantástico libro, como es éste.

Alejémonos por unos instantes de los tópicos. De las más innecesarias y recurrentes frases hechas. Sumerjámonos en la África más profunda de cabeza y sin miedo al ahogamiento. Burlemos el egocentrismo de Occidente.

En nuestro viaje somos los ojos de un reportero con piel de serpiente, un reportero que se adapta a la situación, al país, sin nada que temer ni que perder… En su diario más íntimo recoge la información, la mezcla con historia y le añade pequeñas, pero considerables dosis de filosofía.

Es un pulso entre la vida y la muerte, entre el riesgo y la hospitalidad que siempre ofrece un pequeño orificio de paz, de tranquilidad, de alivio. Kapuscinski se vuelve de color en un mundo en el que “todo está inundado de luz” y en donde “el momento más maravilloso es el alba”.

Es una experiencia autobiográfica que empieza en los primeros años de la independencia y termina con el genocidio aterrorizante sucedido en los Grandes Lagos.

Estamos rodeados de adjetivos. Todo está minuciosamente descrito, a veces parece que es posible tocar cada palabra, cada lugar, cada gente. Las diferencias entre cada una de las sociedades africanas se hacen también palpables, como se hace el júbilo de los buenos tiempos o el horror de los peores.

            Es un libro empachado de humanidad y realismo. Quizá no es una crónica que sumerja al lector en el continuo deseo de pasar la página, pero eso sí, llama a la lectura con ritmos salvajes (tal vez con tambores y rayos) y resulta imposible hacerse el sordo.

LIDIA BAO MARTÍNEZ

Anuncios

Entry filed under: Crónica.

Ébano Nada y así sea (Oriana Fallaci)


diciembre 2007
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Arquivo


A %d blogueros les gusta esto: