Cuando es invierno en pleno agosto

noviembre 27, 2007 at 4:46 pm Deja un comentario

benedetti.jpg

Mario Benedetti. El desexilio y otras conjeturas          

       Aunque su país siempre fue Uruguay, Mario Benedetti ha sido, por razones de fuerza mayor, ciudadano de muchas patrias. Las dictaduras que azotaron América Latina desde los años 70, su compromiso con los valores de izquierda y su constante crítica de la política exterior de EEUU lo condujeron rápidamente al exilio. En 1982, ese periplo forzado tiene su parada en España y en el periódico El País, que acoge con frecuencia semanal sus artículos de escritor tercermundista, condición en la que él mismo no parecía creer mucho pero que sacaba a relucir muy a menudo, especialmente al sentirse atacado por sus colegas europeos.                

      Son tantos los temas y tan concreta la distancia física –que no espiritual – que los motiva, que resulta difícil afrontar cualquier obra de Benedetti sin hablar del exilio. O, incluso mejor, del desexilio, esa palabra que el escritor uruguayo inventó en Primavera con una esquina rota para nombrar el regreso a la patria una vez que las libertades se hayan repuesto. El artículo que da nombre al libro es quizás el imprescindible de Mario Benedetti y sus conclusiones empapan toda su obra y toda su vida: la nostalgia suele ser un rasgo determinante del exilio, pero no debe descartarse que la contranostalgia lo sea del desexilio, asegura un Benedetti tan melancólico del Montevideo de su juventud como de los países, gentes y acentos que la lucha por su supervivencia y su libertad le han obligado a conocer y amar.            

     Pero no sólo del exilio vive la obra periodística de Mario Benedetti, que a lo largo de su colaboración de casi dos años con El País, trata infinidad de temas, siempre cubiertos de un halo de ironía y ternura. Desde la paradoja de que ninguna ciudad latinoamericana acoja la exposición universal del V Centenario del Descubrimiento de América en 1992, pasando por una hipotética y brillante conversación con el Papa Juan Pablo II sobre los problemas del mundo, hasta el adiós emocionado a un Julio Cortázar que el propio Benedetti define como un ser entrañable, la pluma del poeta y periodista uruguayo convierte la tribuna de El País en un espacio para el intercambio e incluso la polémica. Muchos nunca le perdonaron su simpatía por la revolución cubana y su rechazo del capitalismo real, pero es innegable que la obra periodística de Benedetti –y no sólo esta – es el testimonio de una época convulsa en la que no hubo tantos ganadores como se puede pensar.            

    Desexilio y otras conjeturas nos presenta a un Benedetti arrancado de cuajo de sus raíces, un hombre que se sabe y se gusta inconformista y que reivindica las pequeñas – a veces esas son las más grandes – diferencias: Para un latinoamericano del Cono Sur es difícil concebir que el verano sobrevenga en julio y agosto. Nuestras estaciones no son las de Vivaldi, sino las de Gardel y otros del barrio, asegura, orgulloso, quien fue de exilio en exilio pero nunca perdió lo más preciado para un poeta: la palabra 

                                                                                                                                                                                                                                 Diana Mandiá

Anuncios

Entry filed under: General, Reseña.

“A Sangre fría” Truman Capote cosas que pasan no tan lejos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


noviembre 2007
L M X J V S D
    Dic »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Arquivo


A %d blogueros les gusta esto: