cosas que pasan no tan lejos

noviembre 27, 2007 at 6:58 pm Deja un comentario

untitled.jpg

Áfricas. Bru Rovira

 

        Bru Rovira afirma que el reportaje es un género que en nuestro país ha pasado a segundo plano, y que sólo tiene cabida en los libros. De la mano de La Vanguardia, en 1984, se embarca en el maravilloso viaje del reporterismo, y a partir de este momento ha recibido diversos premios gracias a su trabajo. Muchos países han visto cómo el reportero catalán compagina su reportaje social y local con el internacional.

        “Además de los latigazos, el adulterio se castiga también con el pago de cierta cantidad de vacas, normalmente siete”. Con estas palabras describe un habitante de Sur Sudán una de las situaciones más graves de este país: su atraso cultural.

         Bru Rovira ha querido plasmar sus vivencias en este libro, buscando un compromiso por parte de los países ricos. En la actualidad podemos encontrar muchos textos de denuncia social. Sin embargo, el autor, en este caso, ha querido poner nombres y apellidos a las personas que sufren día a día el haber nacido en un continente devastado por la pobreza y aplastado por otros. Enfermedades, pobreza, genocidio, violaciones, maltratos, explotación infantil y desesperanza son la base sobre la que se compone este libro, escrito en forma de crónica periodística, y que se divide en cuatro partes. Cada una de éstas está dedicada a cuatro países distintos: Sur Sudán, Somalia, Liberia y Ruanda.

         En Ruanda, en 1994, un gran conflicto asolaba a la población que veía cómo las tierras ya no eran suficientes para vivir, y la pobreza se apoderaba de ellos. Para la elaboración de este trabajo, el periodista tiene en cuenta en todo momento el contexto sociopolítico, pero intenta demostrar que, a pesar de todo, estas personas no pierden sus ganas de vivir. La sensibilización que pretende despertar en el lector es impresionante, ya que no existe ningún tipo de tapujos para contar muchas de las atrocidades cometidas en cualquiera de estos países.

         Dentro de la crítica realizada por Bru Rovira a la insignificante acción de los países ricos, que han abandonado totalmente a la África posterior a la Guerra Fría, encontramos unos países llenos de sencillez y bondad. “En 1992, Somalia era un infierno. Sin embargo, la primera imagen que tengo de aquel viaje es la de la belleza”. Así recuerda Bru su paso por Somalia.

Carolina Chávez Guerra

Anuncios

Entry filed under: General, Reseña.

Cuando es invierno en pleno agosto El alma de África

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


noviembre 2007
L M X J V S D
    Dic »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Arquivo


A %d blogueros les gusta esto: