Cabeza de turco de Günter Wallraff

noviembre 19, 2007 at 12:56 pm Deja un comentario

 

Unas lentillas oscuras, una peluca negra, un bigote al estilo turco y un alemán chapurreado, son los ingredientes de una profunda obra de denuncia escrita por Günter Wallraff, periodista que con estos elementos se adentra en la Alemania Federal de mediados de los 80. Wallraff se disfraza y se hace pasar por un inmigrante turco llamado Alí durante 2 años, con el objetivo de realizar un reportaje sobre las condiciones laborales que deben soportar los inmigrantes en esta época.

“Extranjero, fuerte, busca trabajo, no importa cuál, incluso pesado y de limpieza, también por poco dinero…”, es el anuncio que pone el autor en la prensa alemana en 1983. Con la nueva identidad adquiere un aspecto juvenil y así Alí desempeñará diversas ocupaciones como bracero, obrero, o cobaya humana.

Muestra el despotismo de los altos cargos hacia la clase obrera, sobre todo hacia los inmigrantes, explotados y humillados, obligados a hacer los peores trabajos sin un mínimo de salubridad, sin papeles,  contrato o seguridad social. Todo ello a cambio de jornadas laborales agotadoras y sueldos casi de risa. Los grandes concentran el capital en sus manos sin preocuparles lo más mínimo el sufrimiento de sus empleados. Se convierten en triunfadores mientras los inmigrantes se hunden en un pozo sin fondo. Si estos se quejan, llegan tarde o enferman, son inmediatamente despedidos.

El autor denuncia la discriminación hacia los inmigrantes: “resulta doloroso comprobar como en el autobús repleto, permanece vacío el asiento contiguo al que uno ocupa”. Comprueba en su propia carne como los turcos son vistos como una lacra para la sociedad, la policía desconfía de ellos en todo momento, hasta los sacerdotes (predicadores del perdón y de los buenos valores) les niegan el bautismo.  Experimenta como es la vida de un inmigrante en una sociedad dominada por el dinero y el racismo. Ve con sus propios ojos como los avariciosos jefes pueden llegar a sacrificar la vida de sus empleados por aumentar su fortuna sin que la sociedad haga nada por extenderles una mano.

Julia Fontenla Pedreira

Anuncios

Entry filed under: Reportaxe, Reseña.

La amante en guerra, Maruja Torres A sangre fría de Truman Capote

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


noviembre 2007
L M X J V S D
    Dic »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Arquivo


A %d blogueros les gusta esto: